Carta del Presidente

IN MEMORIAN del Dr. Ramón Aranzabal a la Dra. Silvia Ramón

Joan Minguell Monyart El pasado 22 de Marzo de 2021 recibimos la triste noticia del fallecimiento de la Doctora Silvia Ramon Rona, nuestra amiga y compañera en las Juntas Directivas de la SETOC, ISMST y ONLAT.

A pesar de que, por nuestra amistad, ella me había confiado el alcance y pronóstico de su enfermedad, este súbito desenlace me ha cogido desprevenido y afectado muchísimo. ¡Qué tristeza…!

La conocí allá por el 2011 cuando junto con unos pocos compañeros fundamos la SETOC en Barcelona y entramos a formar parte de su primera Junta Directiva. Desde entonces hemos trabajado juntos, codo con codo en el crecimiento de esta Sociedad, llegando a ser miembro Decano Fundadora, Directiva y Tesorera, Vicepresidente y en la actualidad, Presidente. Así mismo apoyó con entusiasmo la integración de la SETOC en la ISMST y participó activamente en su gestión y en sus labores educativas, formando parte de su Managing Board hasta la actualidad, ocupando los cargos de Vocal de Comunicación y directiva del área de Compliance.

Contribuyó también al desarrollo de la ONLAT desde la adhesión de la SETOC a su Federación iberoamericana, teniendo ella un papel fundamental y participando en su Junta Directiva, llegando a ser Presidente.

Médico Especialista en Medicina Física y Rehabilitación, Jefa de Servicio en el Hospital Quirón de Barcelona. Entusiasta miembro, y admiradora, de la Fundación Cugat.

Miembro de la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina Física y Rehabilitación.

Mujer joven, abierta, elegante, inteligente, dominadora de las nuevas tecnologías de comunicación, con una capacidad de trabajo absolutamente fuera de lo normal.

¡Incansable! A todos los que estábamos a su alrededor nos asombraba: siempre estaba estudiando, o pensando en cómo se podía mejorar algún trabajo, proyecto, revisión o investigación.

Recuerdo que cuando yo era Presidente de SETOC y de ISMST muchas veces la temía: “ya me llama Silvia… ¡ya tenemos más trabajo…!”. Pero lo aceptaba y reconocía, igual que ahora lo reconozco, como la única manera de avanzar.

Era una persona exigente, comenzando consigo misma, en cuanto que no aguantaba la falta de dedicación al trabajo y la incompetencia.

Tenía una fuerte personalidad: una mujer de carácter, amiga de sus amigos, contraria a sus enemigos.

En lo político, era profundamente catalana y española: siempre manifestaba su amor a Cataluña y a España, defendiendo sus sentimientos de catalanidad y españolidad ante los nacionalistas-centralistas y los disgregacionistas. Compartíamos desde nuestras vivencias internacionales, y con respeto a nuestras particularidades oriundas, un sentimiento de ciudadanía global, de ser ciudadanos del mundo.

Pero por encima de todo, era una persona buena y honesta, cristiana, familiar: su familia lo era todo para ella, sobre todo su niña, Sofía.

De ella recordaré siempre su laboriosidad, su genio, su afecto, su risa y su amistad. ¡Que Dios te tenga en su Gloria, Silvia! ¡Que te haga descansar profundamente en paz, pero que también te deje trabajar algún ratito…!

Un beso de tu amigo

Ramon

Próximas actividades

No hi ha activitats a mostrar
Hacerse Socio
  • Actividades
  • Extraacadémicas
  • Becas y premios
    SETOC CONGRESO onlat ismst